peña-de-la-Cruz-balcón-del-puebloRuta apta para todos los públicos, une los pueblos de Béjar y La Garganta, con uno de los paisajes y entorno natural de gran belleza, que se acentúa espectacularmente con la llegada del otoño, el recorrido se cubre de una alfombra cobriza que amortigua las pisadas y donde los rayos de sol traspasan los muros dorados de los árboles. Pero igual de bonito es en primavera, donde el verde nuevo de las hojas ilumina los rostros del caminante.

Iniciamos la ruta en Béjar, ascendiendo hasta Llano Alto, se puede hacer, bien por los rodeos, por los atajos o por la carretera. En Llano Alto, intentamos eludir en lo posible la pista (transitada por coches) que lleva a la Peña de La Cruz y a Peña Negra. Tomamos pues el camino de los registros, que sale a la derecha del chiringuito, iremos entre un frondoso bosque de castaños, para salir unos metros a la pista hasta llegar al mirador de la Peña de la Cruz. Entre ésta y Peña Negra utilizamos una sinuosa y bien trazada senda que nos ira mostrando un paisaje predominante de castaños, robles y sobre todo las praderas de la montaña, hasta llegar a una portera a los pies del punto más elevado de nuestro recorrido. Las vistas son excepcionales sobre todo el sur de la provincia de Salamanca, pudiéndose distinguir claramente desde la Sierra de Las Quilamas, con el Pico Cervero, hasta la Sierra de Francia, con la Peña como punto más destacado. Llegamos hasta la portera de separación entre los términos de Béjar y Cantagallo, hasta llegar a la rosa de los vientos que nos marca el inicio de la pista que lleva a Cantagallo.

Siguiendo el indicador, comienza el descenso, a media hora de bajada, en el interior de un robledal, hay una fuente circular y poco más abajo la casa de los cabreros, situada entre regajos. Cruzamos otra portera, a unos quinientos metros de ella, a la izquierda de la pista, veremos un antiguo chozo de piedra, con una pequeña fuente delante y, a escasos treinta metros cruzaremos el regato que baja desde el collado de las Negrillas. Una vez que la senda cruza el arroyo de los Horcajuelos. Se une al viejo camino de Santa Ana, que viniendo desde Béjar nos llevará a La Garganta. Este tramo, en un principio preciosa calleja, más tarde cuesta un poco encontrarlo entre las incipientes escobas, pero según nos vamos acercando al pueblo, va apareciendo bien empedrado y convirtiéndose en uno de los caminos con mayor encanto.

Volvemos a Béjar por la misma senda que nos llevará al Paraje de Santa Ana, finalizando el recorrido en la zona sur de Béjar y a escasos metro de la corredera, donde inicialmente habremos dejado los coches para el inicio de la ruta por Llano Alto.

El hotel el balcón del pueblo se encuentra a tan solo 6 kilómetros de distancia del inicio de la Ruta Béjar- La Garganta- Béjar. www.balcondelpueblo.com

El hotel el Balcón del Pueblo, espera que dicha información sea de su interés. www.balcondelpueblo.com

OTROS ENLACES DE INTERÉS:

Anuncios